Invertir en un buen Crochet, ¿es necesario?

Qué temazo y conversación virtual nos mandamos hace algunos días en Instagram, cuando la marca Tulip Company Limited (Tulip Japan como lo conocemos) lanzó un soñado set de crochets en color azul, de edición limitada, y con estuche elegantísimo en su feed. Y como nosotras las crocheteras somos tentadas por naturaleza, y porque obvio, siempre se justifica el comprar accesorios útiles, no pudimos resistirnos a saber cuánto costaba tal maravilla del color del mar y le hice la consulta a mi dealer de materiales La Ita Handmade. Personalmente, y siendo una fiel compradora de Tulip (ya les contaré el por qué), me imaginé que el costo podría ser elevado, pero se me desmayó la caja de lanas cuando la Pati me contó que la empresa había confirmado un valor de US$1.000 para el producto (algo así como $801.450 pesos chilenos, al valor del dólar hoy).

¿Mil dólares? Para ser honesta hice los cálculos en mi cabeza y el corazón se me rompió. No existe opción en mi situación económica actual para adquirir un set de crochet de ese valor. Si me ganara el Loto, ¡lo pienso! Pero no, en este momento es cero posible. Así que con corazón roto y teléfono en mano abrí espacio para opiniones en mi IG y les pregunté lo que creían del valor de este set maravilloso y sus respuestas fueron muy cercanas a mi preocupación, y en otros casos muy graciosas:

Después de vivir el dolor por no ser multimillonaria (en dinero, no en la vida), me empecé a preguntar por qué es que sentimos la “necesidad” de tener productos buenos para tejer como es el caso de la marca Tulip Japan, Clover o Prym, y lo plantié mediante la siguiente pregunta: “¿Consideran que un buen crochet, hace la diferencia en el resultado de un tejido?” Y aquí las respuestas fueron variadas y dimos al clavo con importantes consideraciones al momento de tejer.

Buenísimas opiniones, ¿no creen?

Todo este temazo sobre lo que queremos, podemos y lo que necesitamos tiene sus limitaciones y también sus fundamentos, por lo que quise dejarlo registrado aquí para que tú, que vienes llegando a este mundo sepas las implicancias y consideraciones que nunca están demás saber cuando decides ser una crochetera activa.

UN CROCHET PARA CADA PROYECTO

Recordé que hace 2 años o un poco más, hice una entrada en este blog llamado “Un crochet para cada proyecto” y en ella te expliqué sobre las materialidades que existen en el mercado y sus usos más comunes según mi experiencia tejeril. Algunos resultan ser una maravilla y otros algo complejos. Pero ¿qué pasaría si encontraras un crochet que te permitiera hacer todo y de todo sin cambiarlo? Aquí es cuando la cosa se pone interesante y empezamos a ver el gasto por tentación como una inversión, porque también dentro de esa inversión hay valores asociados como la comodidad, ergonometría, deslizamiento y rapidez.

Esto es lo que me pasó como al segundo año de tejer a crochet con herramientas “tradicionales”. Entiendan que para mí un crochet “tradicional” es como el que encontramos normalmente, el que es de aluminio, sin mango, que a veces se desgasta por el uso y brilla un montón cuando le llega el sol. Yo usé por mucho tiempo esos crochet porque con ellos aprendí y eran mis regalones, tejía bien con ellos, los resultados eran buenos, pero me dolían los dedos y el codo de mi brazo derecho de forma horrible. Repito, horrible.

Sin darle mucha atención a que el crochet era el culpable, llegué a un punto en que no pude tejer más y fue en ese momento que decidí buscar opciones de crochet que fueran una inversión. Averigüé, leí muchos blogs, busqué marcas, recomendaciones, experiencias y me lancé al mundo de la prueba y error asumiendo los costos monetarios que esta aventura implicaba. Fue así como di con mis crochet favoritos que son de la marca Tulip y Clover (pd. no hay canje en este post, pero señores Tulip y Clover si ven este blog, háganme su embajadora). Y son mis preferidos por los motivos que te contaré ahora ya:

  • Ergonometría: La experiencia de tejer con un crochet con mango o sin mango son totalmente distintas. Con la primera pasarás horas cómodamente tejiendo y con la otra necesitarás descansar porque la mano no está adaptada a tomar herramientas pequeñas del tipo varilla. Y si ese mango es de silicona, mucho mejor.
  • Materialidad: Un crochet de buen material como el aluminio en versión matizada te garantiza que será un producto que durará mucho tiempo. Esto no ocurre con el plástico o la madera lamentablemente, sobre todo en aquellos números que son pequeños. (ojo que este último comentario lo hago en base a mi experiencia personal, porque se me han quebrado crochet).
  • Deslizamiento: Un crochet de buen material, que no es poroso en su terminación y posee una punta definida permite un buen agarre del hilado y deslizamiento constante. Hay hilados que poseen muchas hebras y tienden a abrirse en el proceso de tejido, al igual que hay otros que en contacto con un material noble como la madera, se «pegan», lo que hace que la experiencia de tejer sea incómoda.
  • Rapidez: Unido al punto anterior, está la rapidez. Un crochet que se desliza bien, permite tejer en confianza y por tanto, más rápido.
  • Estética: Un crochet que es bonito llama tu atención y por supuesto que vamos a querer tener herramientas lindas en nuestro estuche.

ENTONCES… ¿CON UN MEJOR CROCHET OBTENGO UN MEJOR RESULTADO?

Claramente no.

No es el crochet el que hace arte, eres tú.

Lo que obtienes con un crochet de “gama alta” es una experiencia de tejido saludable, y recordemos que en nuestro cerebro, cuando liberamos dopamina mediante actos felices, buscamos repetir esa sensación de forma constante porque nos hace sentir bien.

¿INVERTIR O NO INVERTIR?

Yo no soy la persona adecuada para decirte si debes o no invertir en un crochet de “marca” porque eso es una decisión absolutamente personal. Pero si te puedo decir, que información existe y experiencias también, lo que podrían llevarte a escoger un camino o el otro. Y cuando hablamos de salud, bienestar y comodidad en un acto que has decidido realizar por pasión…

El punto aquí tampoco es comprar un crochet super caro para asegurar la calidad, debes saberlo. Cada vez el mercado se amplía más y puedes encontrar opciones que sean suficientes para ti. Pero si decides ir por el camino de las empresas que son recomendadas por muchas tejedoras, no sientas dolor de estómago ni culpa por sus precios, porque estás pagando por una marca que tiene su prestigio, experiencia comprobada, materiales de calidad, estudios, estética y extras, algo que nos suena muy conocido en el trabajo craft y que por lo demás, bajo la perspectiva del creador, siempre será un precio justo. Opciones hay muchas, para todos los bolsillos.

Finalmente, ¿Pagaremos 1000 dólares por los nuevos Tulip azules?

Yo no, al menos con esta edición, pero si soy bastante feliz con mi inversión ya realizada de Tulip rosados y rojos y mis Clover multicolores que son una fiesta en mi estuche de tejido.

Cariños

Yo Crochet ®

2 comentarios sobre “Invertir en un buen Crochet, ¿es necesario?

  1. Como dices un ganchillo bueno se nota en la comodidad al tejer porque no se engancha y te permite ir a todas velocidad! No conocía esta marca (uso Clover)pero la tendré en cuenta para próximos ataques crocheteros.😉

    Me gusta

    1. Clover es una marca maravillosa, de a poco he ido coleccionando cada crochet y es una grata experiencia tal como me cuentas. Te invito a conocer Tulip, y si saben de alguna otra marca que merezca ser mencionada y porbada…me cuentas!!!!

      Me gusta

Responder a yocrochetchile Cancelar la respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s